22 feb. 2010

Informe sobre la corrupción, UN INSULTO A LA INTELIGENCIA DEL PUEBLO HONDUREÑO

En medio de una pugna verbal terminó la presentación del Informe sobre la corrupción en el país, expuesto el jueves pasado en San Pedro Sula por la Comisión Nacional Anticorrupción. El alegato enfrentó a la socióloga y catedrática de la Universidad Nacional Autónoma en el Valle de Sula, Isbela Orellana, y el estadounidense Hartmut Beckerat, quien se presentó como Siervo de Jesucristo.

“Los protestantes, pastores y sacerdotes deben estar en sus iglesias, no dirigiendo instituciones del Estado”, ante esto el pastor norteamericano reaccionó así “usted no viene de Dios, aquí manda Dios y no ustedes, sálgase, siéntese”. Así de tajante y mal educado fue el pastor gringo con la catedrática universitaria quien recibió tremendos aplausos de los asistentes.

A pesar de que el pastor gringo ordenó a Isbela a callarse, ella siguió firme y dijo “el informe no dice cuánta gente recibió dinero para las marchas de los camisetas blancas y ese es un acto de corrupción, ustedes tampoco dicen que el golpe de Estado ha sido el mayor actor de corrupción en Honduras”

Los diferentes actos de corrupción acontecidos durante los siete meses de la usurpación forzada de la Presidencia de la República y que están floreciendo en estos días, tampoco fueron revelados. El Pastor y Director del Consejo Nacional Anticorrupción, Oswaldo Canales, brindó las explicaciones que no convencieron para nada a los asistentes.

La abogada Inés Yadira Cubero, quien fue presidenta de la Comisión de Transparencia de la Municipalidad sampedrana, señala que el informe del Consejo Nacional Anticorrupción es falso de contenido, no representa la realidad que el pueblo hondureño quiere escuchar y sólo es para justificar el gasto del presupuesto de los 22 millones de lempiras anuales que el Gobierno le da a esta institución.

El informe en la página 85, dice “el ‘respeto a Dios’ sigue siendo para los y las encuestadas, el principal valor que se ha perdido en Honduras” y por ese motivo “los ciudadanos y ciudadanas comenten actos de corrupción”.

Isbella dijo que “el respeto a Dios es un asunto privado”, un elemento subjetivo que no tiene cabida en los análisis científicos, y que no debe ser un pretexto para absolver de culpa a los corruptos. “No es posible que esta gente nos diga que los mayores problemas de Honduras es no creer en Dios”.

El informe de 190 páginas considerado un insulto a la inteligencia del pueblo hondureño fue presentado en el templo evangélico Centro Cristiano Internacional, y es uno de esos edificios que construyen los que comercian con la fe del pueblo.

El Consejo Nacional Anticorrupción tiene como objetivo apoyar al Gobierno y la sociedad civil en el esfuerzo de impulsar procesos de transparencia y auditoría social para la prevención, control y combate a la corrupción, sin embargo, las actuaciones de los miembros de esta institución demuestran que esconden muchas verdades y que solo responden a intereses de poderosos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Campaña Recursos Naturales

Datos personales

Mi foto
Somos Radio Progreso, La voz que está con vos.

Radio Progreso, en vivo


Twitter

Contador desde 09 /02/2010

free counters