7 oct. 2009

Según Rigoberta Menchú La situación hondureña demuestra que las democracias están en crisis


Fuente: EFE

La premio Nobel de la Paz 1992, la guatemalteca Rigoberta Menchú, manifestó que la situación política de Honduras exige una revisión de los sistemas políticos de la región y denota que “la democracia está en crisis en todo el mundo”.

Menchú afirmó en una conferencia de prensa promovida por la Universidad de Costa Rica, que el golpe de Estado en Honduras del pasado 28 de junio contra el presidente Manuel Zelaya tiene “graves consecuencias políticas” para Centroamérica porque demuestra que las democracias nacidas después de los conflictos armados de las décadas de 1970 y 1980 “aún son débiles”.
Subrayó que aún “persisten las huellas de las dictaduras en toda América Latina” y recalcó que ahora los “retoños de la dictadura tienen más fuerza política y económica”.

Apuntó que se están repitiendo “los esquemas de la guerra fría”, cuando se justificaba la persecución a los comunistas, “mientras que ahora se acusa a las personas de ser prochavistas (seguidoras de los postulados del presidente venezolano, Hugo Chávez)”.

La líder indígena indicó que desde el inicio de la crisis hondureña, en “Guatemala se han radicalizado las posturas de extrema derecha, que se pensaba que ya no existían” y se ha “polarizado la sociedad”.

“En Guatemala la extrema derecha se atrinchera para protegerse de los vientos del Sur, que para ellos son los Gobiernos de Chile, Bolivia, Ecuador o Nicaragua” indicó Menchú, quien agregó que es “una forma de repetir las ideas de la guerra fría, que en verdad ocultan pretextos económicos, de una crisis del sistema”.

Afirmó que Guatemala vive en “la amenaza del militarismo represivo, porque las personas lo están permitiendo”.

Menchú aseguró que el golpe de Estado hondureño ha traído “graves consecuencias políticas y económicas para Centroamérica” e hizo un llamado a los ciudadanos para que eviten que se repitan en el istmo los conflictos armados de décadas atrás.

Señaló que el problema principal es que las sociedades latinoamericanas “se han militarizado” con la excusa del narcotráfico y del crimen internacional.

La premio Nobel dijo que el golpe de Estado de Honduras “tiene que servir como un factor de cambio para que crear nuevos conceptos y paradigmas democráticos”, así como para debatir sobre las funciones de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). “El Consejo de la ONU tendría que intervenir en Honduras para crear zonas francas, para que haya una solidez constitucional y se restablezca la democracia”.

Advirtió de la dificultad que entraña para la comunidad internacional solucionar este problema, “porque no es la típica guerra en la que un país conquista a otro”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Campaña Recursos Naturales

Datos personales

Mi foto
Somos Radio Progreso, La voz que está con vos.

Radio Progreso, en vivo


Twitter

Contador desde 09 /02/2010

free counters