27 nov. 2009

En busca de legitimar el golpe; Llegan observadores para las elecciones

Los invitados a cumplir como observadores en las polémicas elecciones del domingo en Honduras comenzaron a llegar hoy, mientras el presidente depuesto, Manuel Zelaya, envió una carta a la Organización de Estados Americanos (OEA) en la que denunció la postura de EE.UU. ante la crisis.

Los primeros ex presidentes en llegar al país para actuar como observadores fueron el salvadoreño Armando Calderón y el boliviano Jorge Quiroga, quienes aterrizaron en la capital hondureña como parte de una avanzada de los más de 300 invitados que, según el Tribunal Supremo Electoral (TSE), supervisarán los comicios.

Para los miembros de la resistencia, las elecciones están viciadas, y “los observadores son los mismos que en sus países pertenecen al ala conservadora”, y alegan que su presencia no es garantía de transparencia, sino que vienen a “encubrir”, golpe de Estado. Calderón, presidente entre 1994 y 1999, defendió en declaraciones la idoneidad de los invitados, entre los quehay políticos y empresarios, y dijo que no se precisa de la presencia de los “burócratas” de la OEA ni de las Naciones Unidas. La OEA decidió no enviar observadores al considerar que las elecciones se van a desarrollar en medio de una situación de ruptura del orden constitucional por el golpe de Estado contra Zelaya, quien se encuentra desde hace más de dos meses en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa.

Quiroga dijo que, además, tiene previsto reunirse durante su estancia con los principales candidatos” a la presidencia en unos comicios que defendió como la forma de que los hondureños “no queden como rehenes de la situación política que vive el país”.

Por su parte, la ex presidenta del Parlamento Centroamericano (Parlacen) Gloria Oquelí presentó hoy ante la Secretaría del TSE una petición de recusación contra dos magistrados y uno suplente de ese órgano y la petición de nulidad de las elecciones del próximo domingo.

“Eso implica la nulidad del proceso electoral”, agregó Oquelí, quien presentó la recusación junto a la diputada Argentina Valle, ambas del Partido Liberal, al que pertenecen Zelaya, y el presidente de facto, Roberto Micheletti. Ambas denuncias se basan en que entre las incompatibilidades previstas por la Constitución para poder ejercer como magistrado del TSE figura el estar ejerciendo cargo público de elección popular en el momento de su designación. Oquelí descartó que sus acciones ante ambos órganos vayan a ser respondidas, pero señaló que con sendas denuncias busca “cumplir con la etapa interna” ante las instituciones de apelaciones competentes para luego ir a “una etapa internacional” acudiendo a organismos fuera de Honduras.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Campaña Recursos Naturales

Datos personales

Mi foto
Somos Radio Progreso, La voz que está con vos.

Radio Progreso, en vivo


Twitter

Contador desde 09 /02/2010

free counters