29 oct. 2009

Detrás del golpe: Rafael Callejas: el lado oscuro de la política

Su facilidad de expresión y el manejo del poder, le han servido para manipular a cuanto político se vincula al Partido Nacional. Se ha liberado de muchas acusaciones de corrupción, es el fiel aliado de la oligarquía y suma una puñalada a la democracia a su curriculum con la planificación del golpe de Estado, imagen que ha limpiando con la clasificación de la selección al mundial, como presidente de la FENAFUTH. Miembro del club de Coyolito, Callejas controla los hilos de los nacionalistas, donde tiene la última palabra en las decisiones que se toman, sin embargo, no hay juez ni fiscal que haya probado su culpabilidad en casos como el Chinazo, el Pasaportazo, La compra de tierras fraudulentas a través de la CONADI, el gasolinazo, defraudación fiscal, incluso en el deporte, donde se le acusó de usar los nombres de algunos jugadores para el trámite de pasaportes.

En el sonado caso de corrupción bautizado como “El Chinazo” se otorgaron entre 1992 y 1993 pasaportes y la nacionalidad hondureña a más de dos mil ciudadanos de Taiwán, Hong Kong y China Popular, a cambio de 25 mil dólares por persona. La ley temporal de naturalización autorizaba un cobro de tres mil dólares.

Su primera incursión en la vida política hondureña fue en 1975, cuando le otorgaron el cargo de Ministro de Recursos Naturales por el entonces jefe de Gobierno, el general Juan Alberto Melgar Castro, durante su gestión se realizó un escándalo de enormes proporciones en la compra de fertilizantes que fueron desviados, entregando aserrín a los beneficiarios.

Callejas es fiel seguidor de la corrupción de Osvaldo López Arellano, implicado en un escándalo financiero. Entre 1980 y 1982. Fue tesorero del Partido Nacional de Honduras y es socio del Grupo Bamer, donde se le ha vinculado a enormes fraudes financieros.

Fue artífice del nombramiento de su ex abogado defensor, Ovidio Navarro, como fiscal general, quien se encargó de limpiar la imagen de este personaje nefasto en la vida de Honduras. Su mayor vergüenza no fue aparecer en los medios de comunicación, sino cuando se le canceló la visa norteamericana, no por los actos de corrupción de los cuales la embajada gringa tenía conocimiento, sino por sus vínculos con Petróleos de Venezuela.

El 27 de noviembre de 1989 ganó las elecciones presidenciales y asumió el cargo en 1990, para un período de cuatro años, convirtiéndose en el precursor del abandono del campo, con el apoyo a la industria textil. Es el artífice del regreso al poder del Partido Nacional donde se cometieron unos de los peores actos de corrupción, y además donde la moneda nacional se devaluó.

Rafael Leonardo Callejas no está detrás del poder, él es el poder dentro de la política más corrupta del país.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Campaña Recursos Naturales

Datos personales

Mi foto
Somos Radio Progreso, La voz que está con vos.

Radio Progreso, en vivo


Twitter

Contador desde 09 /02/2010

free counters