3 oct. 2009

Según el régimen de facto; El lunes decidirá si deroga la suspensión de garantías constitucionales

El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, anunció este viernes que el próximo lunes su Gobierno se reunirá para decidir si deroga el decreto impuesto la semana pasada y mediante el cual se encuentran en suspenso las garantías constitucionales.

La medida se adoptó en respuesta a la vuelta al país de Manuel Zelaya, expulsado de la Presidencia hondureña por un golpe de Estado el pasado 28 de junio y que desde el 21 de septiembre se encuentra refugiado en la embajada de Brasil junto a un grupo de personas que le apoyan.

“El lunes tenemos reunión del Consejo de Ministros para tomar una decisión sobre el decreto”, afirmó Micheletti, durante una rueda de prensa celebrada en la Casa Presidencial y recogida por los medios locales.
La comunidad internacional y organismos defensores de Derechos Humanos, empresarios, políticos e incluso el Tribunal Supremo de Elecciones y la Corte Suprema de Justicia hondureños han criticado la iniciativa que entró en vigor el pasado domingo.

La medida permite restringir las libertades de movimiento, asociación o prensa, lo que en la práctica se ha traducido en la cancelación de dos medios Radio Globo y Canal 36 afines a Zelaya.

En reunión con Insulza; Micheletti no menciona la restitución de Zelaya

El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, reveló que se reunió con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, en la base militar de Palmerola para dialogar sobre la crisis causada por el golpe de Estado, sin embargo, no mencionó la restitución de Zelaya en el poder. Insulza “sí vino a Honduras, estuvo aquí en Palmerola el otro día”, dijo Micheletti a los periodistas en la Casa Presidencial, sin precisar el día que se celebró el encuentro en la base, situada unos 80 kilómetros al norte de Tegucigalpa.

Algunos analistas políticos internacionales y la resistencia contra el golpe, consideran que lo que ha presionado el diálogo, no han sido las instancias internacionales, sino, la llegada de Manuel Zelaya al país, es por eso que se aplaude la decisión del mandatario derrocado.

Micheletti explicó que fue una conversación “general”, en la que se habló del Acuerdo de San José, impulsado por el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, y “del problema de lo que está pasando en Honduras”, pero detalló que nunca se mencionó la restitución de Zelaya en el poder.

Además, conversaron de “las dificultades que han tenido sin especificar quiénes con estas llegadas del señor Zelaya”, quien desde el 21 de septiembre permanece en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa, tras ingresar clandestinamente en el país.

Aclaró que no puede afirmar que, a partir de esta reunión con Insulza, los países miembros de la OEA “reconocerán o no” las elecciones previstas para el 29 de noviembre próximo y que la comunidad internacional rechaza si Zelaya no es restituido en el poder.

Entre otros temas el cabecilla del régimen de facto informó que está dispuesto a ampliar el plazo del ultimátum dado a Brasil para que defina el estatus del depuesto gobernante hondureño, Manuel Zelaya, en la embajada de ese país en Tegucigalpa.

Por su parte el mandatario de Brasil, Lula da Silva, ha expresado su rechazo al ultimátum y adelantado que no lo atenderá porque no reconoce al Gobierno de Micheletti.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Campaña Recursos Naturales

Datos personales

Mi foto
Somos Radio Progreso, La voz que está con vos.

Radio Progreso, en vivo


Twitter

Contador desde 09 /02/2010

free counters