8 ene. 2010

En la margen izquierda del río Aguán, VIOLENTO DESALOJO DE CAMPESINOS POR PARTE DEL EJÉRCITO

Un operativo integrado por 300 miembros del ejército y la policía iniciaban, a las seis y media de la mañana de este viernes, el desalojo por la fuerza de los campesinos de la margen izquierda del río Aguán. Las fuerzas de seguridad entraban en la zona de El Despertar, Suyapa y Guanchías, “quemando y destruyendo todo a su paso”, según declaró a Radio Progreso Wilfredo Paz Zúñiga, del Frente de Resistencia de la zona de Tocoa, quien calificó la operación “de una auténtica cacería humana”.

“Están persiguiendo a los campesinos por los palmerales de la zona, están diseminados en un área de 40 ó 50 kilómetros”, continuaba Wilfredo Paz, “nos han apresado, han acabado con todo lo que los campesinos tenían. El ejército está haciendo un peinado y arrinconando a la gente en una zona donde sólo podrán salir si saben nadar”. Y explicaba cómo un grupo de aproximadamente 25 mujeres estaban siendo hostigadas por miembros del ejército quienes utilizaban bombas lacrimógenas para debilitarlas y detenerlas.

“Las comunidades decidieron sacar a los niños desde ayer tarde y llevarlos a un lugar seguro, pero las mujeres y los ancianos estaban en la zona cuando policía y ejército entraron de forma violenta a desalojar”, explicaba Paz Zúñiga.

Al menos 20 personas fueron heridas y otras 17 llevadas al decimoquinto batallón de Infantería de Río Claro. Se reportó el fallecimiento de tres de los campesinos sin que, al cierre de esta cápsula, se haya podido confirmar este hecho y la identidad de los fallecidos.

Por su parte, el vocero del decimoquinto batallón de Infantería, subcomisario Sauceda aseguraba que el desalojo se “había realizado de forma pacífica” atendiendo a una ordenanza judicial emanada del juzgado de Trujillo. “Se desalojaron tres hectáreas de tierra y no se produjo ningún enfrentamiento con los campesinos porque todo se hizo desde el diálogo”, aseguró el subcomisario aunque matizó que “en las inmediaciones de las tierras de palma se escuchó algún disparo y tenemos a un miembro del ejército con una herida en la cara”.

Para Sauceda no existen detenidos “tan sólo se ha trasladado a un grupo de gente por motivos de seguridad y para evitar una confrontación con la policía” y precisó que se había decomisado un revolver calibre 38 así como numerosos machetes.

Sin embargo la situación en la zona donde se produjo la entrada violenta de los operativos militares y policiales era distinta y un campesino hacia un llamado para que se dialogara y se buscara la paz. “Dejen la persecución” pedía a través de los micrófonos de Radio Progreso, “necesitamos de la tierra, nos la están quitando, que nos devuelvan lo que es nuestro porque como hondureños nos pertenece”.

Las tierras desalojadas pertenecen a Miguel Facussé, René Morales y Reynaldo Canales. Los campesinos luchan por una tierra que por los momentos tienen acaparada estos terratenientes.

El pasado 16 de diciembre dos dirigentes campesinos del Movimiento Unificado del Aguán fueron abordados por un carro sin placa y llevados a la posta policial.

La represión contra los líderes va desde enjuiciamientos por usurpación de tierras hasta acciones que atentan contra la integridad física de éstos al llegar al sector donde están ubicados, hombres vestidos de civil que toman fotografías de ellos, con la intención de conformar un perfil que podría estar encaminado a terminar con su vida.

El próximo jueves se continuará con el desalojo en la margen derecha del río Aguán.

1 comentarios:

Mauro Mateos (El Calaverita) - Periodista Cultural. dijo...

saludos desde esquel, Patagonia..

www.egononfui.com.ar

Publicar un comentario

Campaña Recursos Naturales

Datos personales

Mi foto
Somos Radio Progreso, La voz que está con vos.

Radio Progreso, en vivo


Twitter

Contador desde 09 /02/2010

free counters